odontopediatria tarragona reus

Qué es la Odontopediatría u Odontología Pediátrica?

Es la rama de la odontología que trata a los niños desde que nacen hasta la adolescencia. Básicamente desde la aparición de los primeros dientes temporales (los llamados dientes de leche) hasta la erupción de la dentición definitiva. Especialmente tiene 2 objetivos:

  1. Prevenir, Cuidar y Mantener la salud bucal de los niños de forma integral para preservar su salud general y para garantizarles en el futuro la sonrisa que se merecen.
  2. Conseguir que los niños adquieran unos hábitos de higiene bucal y alimenticios correctos para prevenir problemas de salud dental durante toda su vida. Para este reto necesitamos, como los profesores de la Escuela de nuestros hijos, la colaboración de los padres para lograrlo.

El Odontopediatra o Dentista infantil debe tener los conocimientos dentales específicos para esta edad concreta y también (y todavía más importante y difícil) la habilidad para conectar con los niños para conseguir su confianza, atención y motivación.

La Odontopediatra es quien primero advierte posibles anomalías en la posición de los maxilares o dientes para derivarlos a la ortodoncista. Por este motivo es fundamental formar un buen equipo y tener una buena coordinación entre odontopediatras y ortodoncistas.

El Dentista infantil u Odontopediatra es también quien realiza tratamientos restauradores. Especialmente tratar traumatismos, aplicar selladores y tratar las caries, tan frecuentes en los niños.

Según las principales sociedades científicas, se recomienda que los niños realicen la primera visita al odontopediatra cuando hayan salido todos los dientes temporales (llamados también de leche o primera dentición). Esto suele ocurrir a los 3 años. En este primer contacto de tu hijo con el dentista infantil, le examinaremos los dientes, las encías y la mandíbula para detectar y/o prevenir cualquier problema. Además los padres recibirán información sobre la dieta recomendada para evitar caries dentales y del manejo de ciertos hábitos bucales como el uso del chupete o la succión de los dedos.

Puntos clave para cuidar de forma temprana la salud oral de tu hijo:

1. La Lactancia

  • Favorecer la lactancia materna hasta el sexto mes.
  • Si el niño se queda dormido mientras es alimentado, limpiar sus dientes antes de acostarlo con una gasa.

2. El biberón

  • No añadir azúcar, miel o cualquier otro edulcorante.
  • Si el niño se queda dormido mientras es alimentado, limpiar sus dientes antes de acostarlo con una gasa.
  • Abandonar progresivamente el biberón a partir de los 12 meses y definitivamente cuando aparezcan los molares.

3. El chupete

  • Recomendamos especialmente que sea anatómico. Retirarlo progresivamente a partir de los 12 meses, y definitivamente hacia los 2 años.

4. Transmisión bacteriana

  • Se deberían evitar ciertos hábitos para reducir el riesgo de transmitir bacterias que los adultos tenemos en nuestra boca. Por ejemplo: Compartir utensilios con el bebé, limpiar el chupete con la saliva o soplar sobre la comida.

5. Evitar la caries cuidando la alimentación

  • Evitar los azúcares fermentables. Especialmente durante los primeros dos años.
  • Evitar el consumo de “azúcares ocultos“.
  • Evitar tomar alimentos azucarados entre las comidas.

6. Higiene bucal

  • Los padres son los responsables de iniciar la higiene bucal de sus hijos con paciencia y constancia hasta que el niño sea autónomo.
  • Ya antes que aparezcan los primeros dientes empezar con la higiene bucal. Al menos una vez al día, preferentemente después de cada toma de leche con una gasa húmeda.
  • Después que aparezcan los primeros dientes, empezar con la higiene una vez al día con un dedal de silicona o un cepillo dental infantil sin dentífrico.
  • Después de la erupción de primeros molares, utilizar cepillo dental infantil.
  • Usar hilo dental cuando ya exista contacto entre los dientes.
  • No utilizar ninguna pasta dental con flúor hasta los 2-3 años por riesgo de fluorosis.

7. Uso de fluor

  • Según en nivel de riesgo, edad y concentración de flúor en el agua de consumo diario, el odontopediatra y/o pediatra decidirán la dosis de flúor sistémico.
  • El odontopediatra y el pediatra deben decidir sobre el tipo de administración y frecuencia, en función el riesgo de caries.

8. Visita a su dentista

  • Los niños deben acudir al dentista cuando tengan las 20 piezas temporales o bien antes si observas cualquier anomalía.
  • Los problemas más habituales en las edades tempranas son: caries, traumatismos dentales y alteraciones en el crecimiento y desarrollo bucodental.
  • La caries, es la enfermedad crónica más frecuente en la infancia y presenta graves repercusiones en la salud general del niño. Dolor intenso, infecciones, …. Los niños con caries precoz tienen mayor riesgo de presentar nuevas caries en los dientes definitivos.
  • El traumatismo de los dientes es quizá uno de los accidentes más dramáticos que le suceden a un niño. En Alba Clínica Dental observamos como cada vez se producen con mayor frecuencia, tanto en la niñez como en la adolescencia. El tratamiento puede ser diverso, desde eliminar el dolor protegiendo la pulpa o nervio del diente (protección pulpar), la extracción del nervio (pulpotomía), la reconstrucción y consolidación del diente afectado mediante la colocación de una corona, o la recolocación de los dientes que se han caído en el accidente (reimplantación).
  • Antes de los 5 años ya se diagnostican la mayor parte de los problemas del crecimiento de los maxilares. En algunos casos un tratamiento temprano con ortodoncia puede aumentar la probabilidad de una corrección completa, reduciendo el tiempo de tratamiento con ortodoncia fija en edades posteriores e impidiendo la progresión hacia maloclusiones dentales de mayor gravedad.

Ven con tu hijo y os daremos el mejor consejo de forma profesional y honesta.

Hablan nuestros clientes

Solicitar información

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo:

Selecciona una clínica: