¿Cuándo te miras en el espejo ves en tu cara signos que no corresponden con tu edad? ¿Te hacen sentir mayor de lo que realmente eres?

Los avances de la medicina han permitido aumentar muchísimo la esperanza de vida. ¡Desde los años 90 hasta ahora ha incrementado en 10 años! También se ha conseguido una mayor calidad de vida evitando enfermedades (SIDA, COVID…) o controlando sus efectos negativos sobre nuestro cuerpo (hipertensión, osteoporosis…).

Podemos sentirnos jóvenes por dentro, pero que cuando nos miremos al espejo o veamos fotografías, ver signos que nos hacen sentir mayores. Es el momento de pensar en cómo nuestra parte externa también puede ganar en longevidad y calidad de vida.

El ácido hialurónico en la clínica dental

El ácido hialurónico consigue rejuvenecer el rostro gracias a que se potencian los rasgos del paciente al compensar la pérdida de volumen en los tejidos y corregir surcos y arrugas.

Veamos algunas aplicaciones concretas:

Rellenar las papilas interdentales

Es frecuente ver los conocidos y antiestéticos “triángulos negros” entre los dientes cuando la encía va desapareciendo del espacio entre los dientes. Esta visión envejece notablemente la sonrisa. En este caso, la aplicación de ácido hialurónico puede ser una solución muy conveniente a valorar para eliminarlos.

Mejorar la sonrisa gingival

La sonrisa gingival se da cuando al sonreír se muestra demasiada encía. Es decir, cuando no quedan alineados los labios con la base de los dientes. Se trata de un problema estético que genera inseguridad y cierto complejo a muchos pacientes.

La solución ideal varía en función del motivo que origina la excesiva exposición de las encías. En algunos casos se puede corregir con ortodoncia, en otros se requiere cirugía, pero el ácido hialurónico puede ser una tercera opción muy interesante en algunos casos.

Perfilado y volumen labial

Es una de las aplicaciones más demandadas del ácido hialurónico. Se consigue un hermoso arco de Cupido y una forma de los labios atractiva. Si se requiere también se puede aumentar el volumen de los labios para crear una mejor estética bucodental.

Los tratamientos odontológicos cada vez se completan más con ácido hialurónico. No tanto por su efecto rejuvenecedor obvio, sino como tratamientos que requieren de soporte labial y volumen. Los labios son la tercera columna de la arquitectura bucal, son el marco que da valor al cuadro que es tu sonrisa.

Para acompañar la mejora en los labios también se aplica ácido hialurónico en diversos puntos con efectos discretos pero espectaculares.

Suavizar las líneas de expresión

La edad genera en nuestro rostro que ciertas líneas de expresión queden marcadas. Dado que son típicamente indicadoras de envejecimiento, el ácido hialurónico nos permite suavizarlas enormemente con unos excelentes resultados. Entre ellas destacamos:

  • Surcos nasogerianos: son los que están a ambos lados de las aletas de la nariz hasta la comisura de los labios.
  • Líneas código de barras: son arrugas por encima del labio superior. Son frecuentes en fumadores y cobran fuerza con la edad.
  • Líneas de marioneta: podemos encontrarlas a cada lado de la boca hasta el mentón.
  • Suavizar el surco labiomentoniano.  

Tras la aplicación del ácido hialurónico, el aspecto facial general cambia por completo, mostrándose más fresco y rejuvenecido. Los labios están más firmes, las arrugas de expresión se borran y el aspecto general de la boca está mucho más definido.

Aplicación intrabucal

El ácido hialurónico también es un recurso muy útil en cirugía bucal. Tiene un gran poder de acelerar la cicatrización al disminuir la inflamación de la zona sometida a una intervención quirúrgica, y esto reduce también el riesgo de infección.

Pero, ¿qué es el ácido hialurónico?

En primer lugar debes saber que el ácido hialurónico es un componente que se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo (piel, articulaciones…) para proporcionar hidratación y elasticidad. Sin embargo, con el paso de los años nuestro cuerpo va reduciendo su producción, siendo uno de los motivos del envejecimiento.

Por ello, los tratamientos con ácido hialurónico que realizamos son inocuos, biocompatibles y mínimamente  invasivos.

La propiedad física más importante del ácido hialurónico es su capacidad para atraer y retener grandes cantidades de agua (como una esponja). Gracias a él, nuestra piel se mantiene tersa y no pierde volumen.

También tiene una amplísima utilización en traumatología y ortopedia como infiltración en casos de artrosis para hidratar las articulaciones y proteger el desgaste de los cartílagos y el dolor que ello provoca.

¿Cuánto dura el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es un relleno temporal, biocompatible y que es reabsorbible. Su efecto es inmediato tras la aplicación. Su duración es variable y depende del paciente, su estilo de vida, la zona aplicada…

De todas maneras, podemos decir que su efecto se mantiene entre 6 y 8 meses, aunque sus beneficios perduran en el paciente de 12 a 18 meses, tiempo tras el cual el producto es reabsorbido por el organismo. Se puede aplicar el tratamiento tantas veces como se desee, ya que se trata de un compuesto inocuo para el cuerpo humano.

¿Cómo es una sesión de ácido hialurónico?

Tras una primera visita de valoración donde la Dra. Anna Casanovas valorará tu caso, le podrás exponer todas tus dudas, te ofreceremos un presupuesto sin compromiso y habrá una o varias visitas de tratamiento.

Estas visitas tienen una duración entre 10 y 30 minutos. Se realizan pequeñas infiltraciones bajo una sencilla anestesia local. Para algunos pacientes son molestas, pero no son nada dolorosas. A posteriori puede generar una ligera molestia así como hematoma en la zona durante las primeras 24h (dependiendo de la piel y el estado de salud de cada paciente).

¿Cuánto cuesta una sesión de ácido hialurónico?

El precio variará especialmente en función del número de inyecciones (viales) de ácido hialurónico necesarias para tratar la zona. Te ofreceremos un presupuesto inicial sin compromiso.

¿Cuándo se ven los resultados del ácido hialurónico?

Los efectos se pueden apreciar inmediatamente, pero no es hasta pasados 10-15 días que apreciaremos el resultado óptimo y estable. Los resultados también varían de persona a persona y de la zona tratada.

¿Cuál es la diferencia entre ácido hialurónico y bótox?

La diferencia principal entre el bótox y el ácido hialurónico es que el bótox sirve para la PREVENCIÓN y el ácido hialurónico sirve para la CORRECCIÓN.

Por un lado, el bótox se caracteriza por su principal función de paralizar el músculo de forma temporal para prevenir la formación de arrugas de expresión. Por otro lado, el ácido hialurónico por las características que tiene se ocupa de rellenar aquellas arrugas que ya están formadas.

¿Quieres mejorar tu sonrisa?

Pide cita en cualquiera de nuestras clínicas de Tarragona o Reus y valoraremos la mejor opción para comenzar con tu tratamiento cuanto antes.

Pedir una cita

Rellena el siguiente formulario de contacto para solicitar cita de forma inmediata:

"*" señala los campos obligatorios

Te llamaremos dentro del horario que nos indiques
¿A cuál de nuestras clínicas quieres acudir?*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

También te puede interesar


© 2021 Alba, Odontología Amiga S.L.

Llámanos

Te atendemos por teléfono para darte una cita o resolver cualquier consulta:

Llamar a la clínica de Tarragona 977 213 775 Llamar a la clínica de Reus 977 590 456

Horario: Lunes a viernes de 9:00 a 20:00

Hablemos

Puedes pedir cita o realizar cualquier consulta a través de WhatsApp:

Chatear con la clínica de Tarragona Chatear con la clínica de Reus

Horario: Lunes a viernes de 9:00 a 20:00

Localización

Aquí tienes las direcciones de nuestros centros para que no te pierdas:

Tarragona

Av. Roma, 18
43005 - Tarragona

Ver mapa

Reus

c. Antoni Gaudí, 3
43202 - Reus

Ver mapa

Horario: Lunes a viernes de 9:00 a 20:00